Duelos y quebrantos

Share Button

duelosyquebrantos

Ingredientes (6 personas):

  • 4 chorizos.
  • 200 g de panceta.
  • 200 g de jamón serrano.
  • 3 dientes de ajo.
  • 100 g de sesos de cordero.
  • 1 vaso de aceite de oliva.
  • 15 huevos.

Preparación:

  • Picar los chorizos, la panceta, el jamón y los ajos. Añadir una pizca de sal a la panceta.
  • Calentar el aceite en una sartén y freír la panceta, el chorizo, el jamón y los ajos, removiendo de vez en cuando.
  • Añadir los sesos de cordero y los huevos, revolviendo hasta que quede a nuestro gusto.
  • Servir inmediatamente.

Comentarios:

  • Es importante cuajar los huevos y los sesos justo antes de servir en la mesa.
  • También es posible preparar el plato prescidiendo de los sesos de cordero.

Agradecimientos a José Miguel Espadero (josemiguel.espadero@urjc.es) por proporcionar la receta.

Un comentario en “Duelos y quebrantos

  1. Johàn - Anthòni dice:

    En la Página Primera del Capítulo Primero de El Ingenioso Hidalgo… Don Miguel de Cerbantes Saavedra (con b firmaba), presentándose, con su doble nacionalidad peninsular y la triple religión de España, burlando, regateando al Santo Oficio, escribió: Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos,…
    Vaca, vacante, vacía de carne-ro.
    Salpicón, salpicado con sal, en-salada.
    Duelos, morcillas negras como los duelos familiares, colgadas semejan a los brazos labrados del Candelabro Sagrado del pueblo Israelita, (El Memorà). Quebrantos, huevos batidos, fritos, enrollados, quebrados semejantes en forma y color al papiro del Antiguo Testamento (La Torà), leído a trozos y mordiscos los sábados en las sinagogas del mismo pueblo Judío.
    Lantejas, redondas como su paternal Llan-Sòl, y como la Luna; unas encima de otras forman todas las fases lunares y todos los días de la semana, reverenciada los viernes en todas las mezquitas de la media Luna del pueblo Moro y Arábigo.
    Palomino, Espíritu Santo en forma de Paloma, unido a la Gloria, Evangelio, y al Credo, en la Consagración de la misa los domingos en las iglesias del pueblo Christiano.
    Para mejor entendimiento de lo dicho, el ingenioso Don Miguel escribió en el Cap. IX: Historia de Don Quixote de la Mancha, escrita por Cide Hamete Benengeli, historiador arábigo; y en el Cap. XXII: Cuenta Cide Hamete Benengeli, autor arábigo y manchego; y en el Cap. XXVII de la Segunda Parte: Entra Cide Hamete, cronista desta grande historia, con estas palabras en este capítulo: “Juro como católico cristiano…”; a lo que su traductor dice que el jurar Cide Hamete como católico cristiano siendo él moro, como sin duda lo era, no quiso decir otra cosa sino que así como el católico cristiano cuando jura, jura, o debe jurar verdad, y decirla en lo que dijere, así él la decía, como si jurara como cristiano católico, en lo que quería escribir de Don Quixote.
    Cuando estuve en La Mancha, en la Base Aérea de Los Llanos, años 1960 y 1961, reunidos los valencianos hablando nuestro idioma, algunos manchegos les gustaba escucharnos, hasta que cansados solo de intuir, exclamaban ¡Hablad cristiano!.

    Johàn-Anthòni
    20 – 06 – 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *