Revisión y contraste partida de bautismo

Share Button

Analizados documentos parroquiales, partidas de bautismo y actas matrimoniales de la parroquia de Santa María correspondientes al periodo de 1550 a 1602, se ha podido contrastar en un porcentaje importante la similitud entre la grafía de algunos de estos documentes y la partida de bautismo de Miguel de Cervantes del año 1558.

Por esta coincidencia, puede considerarse que esa leyenda de que fuera una falsificación, cuando menos induce a la duda y consideramos que procedería un profundo estudio e investigación que permitiera alcanzar un veredicto justo.

Partida de bautismo de D. Miguel de Cervantes Saavedra hallada en la Parroquia de Santa María de Alcázar de San Juan

Partida de bautismo de D. Miguel de Cervantes Saavedra hallada en la Parroquia de Santa María de Alcázar de San Juan

ANÁLISIS Y COMPARATIVA DE LA GRAFÍA DE LA PARTIDA DE BAUTISMO DE MIGUEL DE CERVANTES, CON OTRAS, INCLUIDO ACTAS DE MATRIMONIO, ENTRE LOS AÑOS 1550 A 1602.

Desde que D. Blas Antonio Nasarre y Ferriz, Bibliotecario Mayor del Rey FelipeV, que lo nombró en 1736, cargo que ocupó durante 21 años, llegara a Alcázar en el siglo XVIII sobre el año 1740, a petición del Duque de Híjar y encontrara en la Parroquia de Santa María La Mayor, la partida de bautismo del libro 1º de fecha 9 de noviembre de 1558 y le pusiera en el margen izquierdo, “este fué el autor de la historia de Don Quijote”, han sido muchas las críticas y se ha considerado que ésta es una falsificación.

Analizadas de manera exhaustiva, tanto las partidas de bautismo como las actas de matrimonio de la época, correspondientes a la parroquia de Santa María, existen razones para considerar que con los medios que hoy se tienen, expertos en grafología independientes, pudieran alcanzar un diagnóstico que conformara y permitiera ayudar, a zanjar definitivamente la polémica.

Polémica de siempre y que aunque el estamento oficial hace tiempo dio por zanjada, la cuestión es que a nadie escapa que ésta sigue larvada y que Alcázar de San Juan mantiene y defiende su tradición y no solo por la existencia de la mencionada Partida de Bautismo, que también, sino por las numerosas evidencias descubiertas por abnegados estudiosos investigadores, cuyas conclusiones no rebatidas, consideran por una parte, que Alcázar de San Juan es,  “el lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiere acordarse”.

Y por otra, no resultan menos evidentes los numerosos personajes de las obras de Cervantes, principalmente el Quijote, que de un modo u otro están relacionados con Alcázar de San Juan, estas cuestiones dejan una clara evidencia del conocimiento del lugar, del medio y de sus gentes por parte de Cervantes.

De ese conocimiento y relación con el lugar por parte de Cervantes, no nos alcanza ninguna duda, la genealogía de los Cervantes y Saavedra existentes en Alcázar en la época y posteriores es abrumadora, así como innumerables personas reales vinculadas con Alcázar que tuvieron directa e indirectamente relación con Cervantes; cual pudo ser su auténtica vinculación, se entiende que es obligado  estudiar la partida de bautismo y no dejar de investigar las numerosas evidencias, si se quiere alcanzar una acertada conclusión, que termine con la polémica definitivamente.

Estamos cada vez mas cerca de abril de 2016, donde se cumplirán 400 años de la muerte de Cervantes, fecha significativa y de entrañable respeto y conmemoración,  para la comunidad cervantina.

Se presentan aquí, siempre comparadas con la Partida de Bautismo de Miguel de Cervantes, diversas partidas y actas de matrimonio de fechas entre 1550 y 1602, 52 años de intervalo, porque es entre estos años, donde aparecen documentos firmados entre otros, por el Bachiller Don Alonso Díaz Pajares (cura).

Grafía muy interesante de 1550, parecida a la de Cervantes.

Partida de Bautismo de la Parroquia de Santa María, de Alcázar de San Juan, con grafía muy interesante de 1550, parecida a la de Cervantes.

“En veinte y ocho días de julio de mil y quinientos cincuenta el señor Pedro Sánchez Galán, Clérigo, baptizó a Miguel hijo de Miguel de Belmonte natural de la villa de Escalona del Obispado de Toledo y de Quiteria Ximenez de la Castellana hija de Juan Ximenez de la Castellana y de María Alonso la Guerrera vecinos de esta villa compadre de pila Gonzalo Ximenez acompañados Antón Hernández y sus Mujeres”.

Como puede observarse, con independencia del sacerdote que oficie el bautismo o el matrimonio, el escribano que redacta el documento no tiene porqué ser éste, pues se repiten grafías iguales con distinto oficiante y distintas con el mismo.

Analizando la Partida de Bautismo de Miguel de Cervantes, podemos observar en principio algunas contradicciones con respecto a otros documentos, por ejemplo:

  1. La abreviatura del nombre Alonso en la partida de Cervantes figura al° en otros documentos de la época figura a°l.
  2. El mes de noviembre figura con n antes de la b.
  3. También se cuestiona la firma del oficiante, Alonso Díaz Pajares.

Sin embargo cuando tenemos la opción de verificar la mayoría de los documentos existentes entre los años mencionados, comprobamos que las contradicciones se compensan.

Cervantes escribe “La Numancia” y “El trato de Argel” en 1582 y “La Galatea” en 1585, pero hasta 1605 no se publica la primera parte de “El Quijote” que como es sabido le proporciona para la época una gran popularidad, siendo a contar de 1605 cuando se interesan por él.

Si la mencionada partida fuera auténticamente legal, está claro que en 1558 se bautizó en Alcázar de San Juan un Miguel de Cervantes Saavedra y en el caso que el bautizo se produjera al poco de nacer…

En el año de 1613 publicó Miguel de Cervantes Saavedra, autor del Quijote, sus Novelas Ejemplares, y en la dedicatoria al Conde de Lemos que puso al frente de la obra dijo, entre otras cosas, la edad que tenía, es decir, 55 años.

Y si el Miguel de Cervantes Saavedra, bautizado en Alcázar de San Juan el año de 1558, cumplía en 1613 los 55 años, mientras que su homónimo Cervantes Cortinas de Alcalá de Henares hacía los 66, por muchas combinaciones que empleen para tratar de encajar este hecho histórico, jamás podrá negarse lo que Cervantes Saavedra afirmó de sí mismo. (Francisco Saludador Merino).

Ha de tenerse en cuenta, la singular forma que tenía Cervantes de expresar  todo lo relacionado con el tiempo, ver el trabajo de recopilación del tema, realizado por el investigador cervantista Daniel Eisenberg, varios ejemplos:

  1. “Tenía en su casa un ama que pasaba de los cuarenta y una sobrina que no llegaba a los veinte…” (capítulo I 1ª parte).
  2. Sancho dice que su hija Sanchica tiene “quince años, dos más o menos” (capítulo XIII 2ª parte).
  3. En contraste, según Doña Rodriguez su hija “debe tener agora, si mal no me acuerdo, diez y seis años, cinco meses y tres días, uno más o menos” (capítulo XLVIII 2ª parte).
  4. En el Quijote, hay sorprendentes  diferencias entre los personajes, sobre cuestiones temporales: “Según Sancho, por ejemplo ha servido a su amo veinte años, según éste unas pocas semanas, pero según Teresa Panza, siglos”.
  5. En el Celoso Extremeño, Cervantes pone en boca de la dueña: “…y aunque yo debo parecer de cuarenta años, no teniendo treinta cumplidos, poque les faltan dos meses y medio, también lo soy (doncella) mal pecado; y si acaso parezco vieja, corrimientos, trabajos y desabrimientos echan un cero a los años y a veces dos, según se les antoja…”. 

Cervantes dijo taxativamente en 1613, en el prólogo de sus Novelas Ejemplares:

«Mi edad no está ya para burlarse con la otra vida, que al cincuenta y cinco de los años, gano por nueve más y por la mano…».

Cervantes Saavedra tenía la edad de 13 años, cuando se incorporó al ejército pontificio a las órdenes inmediatas de Marcantonio Colonna, era la normal en los pajes de armas que todos los grandes llevaban, pues entraban a su servicio generalmente a la edad de 12 años.

2 Comentarios en “Revisión y contraste partida de bautismo

  1. Hosting dice:

    Ultima salida. El dilema por lo tanto se plantea en torno a la autenticidad de la partida de bautismo del autor del Quijote, y sobre este asunto la investigacion no ha llegado a poner en negro sobre blanco razones que hagan que Alcazar de San Juan olvide su tradicion en este sentido. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *